Disfrutar de una casa limpia las 24 horas es uno de los deseos de muchos padres de familia. Desde Limpiezas Abando sabemos que se trata de una tarea difícil, ya que se necesita invertir mucho tiempo (un bien que escasea) y utilizar los productos adecuados a la temperatura óptima. A lo que hay que añadir la mayor o menor destreza del amo de la casa. En definitiva, cuatro factores que integran lo que se conoce como el ‘Círculo de Sinner’. ¿En qué consiste y cómo se puede aplicar a los trabajos de limpiezas en Bilbao?

Para que te hagas una idea, el ‘Círculo de Sinner’ es una fórmula que explica de forma sencilla el ciclo que ha de seguir un trabajo de limpieza teniendo en cuenta las condiciones en ese momento.

El factor del tiempo viene determinado por el tipo de producto y la maquinaria que vayamos a utilizar. Por lo que si empleamos el equipo y los limpiadores adecuados necesitaremos menos tiempo para la realización de las tareas del hogar.

La temperatura influye en la efectividad del producto a utilizar, ya que ayuda a eliminar la grasa de las superficies, facilitando a su vez las labores de limpieza. Aunque es cierto que también hay materiales que no responden bien a las altas temperaturas.

Cuando hablamos de acción química nos referimos al conjunto de productos y de sustancias a emplear en cada una de las acciones. Este factor si es especialmente determinante puesto que en función de la elección del artículo de limpieza y de la cantidad del mismo que, por regla general, viene especificada por el fabricante conseguiremos unos resultados u otros. De lo que se trata es de no dañar la superficie ni el entorno.

En cuanto a la acción mecánica, ésta se refiere al acto físico de acabar con la suciedad en sí. Es importante conocer cada superficie y sus características con el fin de recurrir a las herramientas más rápidas y eficaces, y así evitar su deterioro.

Mejor si lo explicamos con un ejemplo de los trabajos de limpiezas que realizamos en Bilbao. Nuestro equipo se ha puesto a limpiar los azulejos de la cocina pero no dispone en ese momento del desgrasante oportuno (química) ni de agua caliente (temperatura), por lo que el tiempo que tendrá que estar frotando para lograr los mismos resultados será mayor.

Saber combinar cada uno de estos factores es clave para poder ofrecer a los clientes un servicio integral, rápido y económico, adaptado siempre a sus necesidades. En Limpiezas Abando no solo contamos con la maquinaria y con los útiles apropiados, también con el personal especializado para cada tipo de limpieza.