El microondas es uno de los electrodomésticos que más utilizamos en nuestro día a día, para calentar la leche por la mañana, descongelar alimentos e, incluso, para cocinar. El ritmo de vida actual nos obliga, muchas veces, a preparar diferentes comidas durante el fin de semana, que luego calentamos en el microondas para comer deprisa y corriendo antes de volver al trabajo. Por este motivo, necesitan una limpieza adecuada, ya que acumulan suciedad y restos de comida. Como una de las empresas de limpieza en Bilbao sabemos que es necesario extremar las precauciones a la hora de limpiar estos aparatos, es necesario que estén limpios para que no contaminen los alimentos y es recomendable, en la medida de lo posible, evitar los productos químicos de limpieza.

Si nos decantamos por productos naturales, lo más adecuado será optar por el vinagre, el bicarbonato o el limón. Desde Limpiezas Abando queremos presentarte algunos consejos sencillos para limpiar, de forma eficaz, el microondas y eliminar los olores que tienden a adherirse a sus paredes.

  1. Una forma sencilla de eliminar la suciedad y preparar el microondas para su limpieza posterior, es introducir un bol con agua y vinagre blanco, ponemos el aparato en marcha durante algunos minutos (entre 3 y 5) y de este modo conseguimos que el agua se vaya evaporando, ablandando las manchas y partículas que puedan encontrarse en el interior del microondas. Después, dejamos el bol en el interior durante 10 minutos más, de este modo el agua se irá enfriando y el vapor seguirá cumpliendo su objetivo, llegando a todos los recovecos del microondas.
  2. Trascurrido ese período sacamos el bol del aparato y con un estropajo de esponja humedecido con un poco de bicarbonato procedemos a limpiar el interior de este electrodoméstico. Una vez concluida esta tarea, será necesario aclarar bien todas las superficies con un paño ligeramente humedecido para eliminar cualquier residuo que pueda quedar en el interior.
  3. Otra opción es limpiar el microondas con jabón líquido para lavar los platos, este detergente es uno de los más inocuos, ya que se emplea en la limpieza de herramientas y enseres empleados para cocinar. Sin embargo, es un gran desengrasante que nos permitirá conseguir los mejores resultados.

Sabemos que la falta de tiempo es uno de los hándicaps para no tener la casa en perfecto estado de revista. Otras veces, no nos apetece dedicar nuestro tiempo libre a estas labores tan tediosas, en cuyo caso la mejor opción es contratar a una empresa de limpieza y olvidarse de estas tareas para siempre.