Estas fechas son especiales por muchas cosas, pero sobre todo por las celebraciones y comidas en familia que celebramos con gran ilusión. Muchas veces, las fiestas navideñas son la excusa perfecta para reencontrarse con familiares o amigos que viven fuera y no podemos ver tan a menudo como nos gustaría. Preparar la casa para recibir a los invitados y limpiar a fondo una vez que pasan las fiestas puede ser una tarea dura. Como una de las empresas de desinfección en Bilbao queremos compartir contigo algunos consejos adecuados para sobrellevar la limpieza de estas reuniones festivas.

Ser anfitrión en este tipo de celebraciones no es una tarea sencilla, pero siempre hay alguien que tiene que hacerlo para festejar por todo lo alto estos momentos mágicos con los que más queremos. Por ello, desde Limpiezas Abando queremos ayudarte a que tu casa luzca en perfecto estado de revista antes y después de las celebraciones.

  1. La previsión es importante: Evita los agobios y la angustia de última hora y piensa que es una celebración en familia. Es recomendable que compres los ingredientes para la cena y todo lo necesario con antelación para organizarlo todo con calma y evitar el estrés de última hora. También será importante el kit de limpieza para las jornadas posteriores a las celebraciones.
  2. Organiza el espacio del comedor: Los problemas de espacio pueden ser un hándicap cuando se trata de una reunión numerosa. Mover los muebles y adaptar el espacio para las necesidades que puedan ir surgiendo será fundamental. Por ejemplo, podemos preparar una mesa infantil para los más peques o colocar las bebidas en una mesa auxiliar.
  3. Hay que prevenir las manchas imposibles: Todos sabemos que las manchas hay que atajarlas lo antes posible. Para que no se conviertan en un problema, hazte con kits anti manchas para aplicar rápidamente y seguir disfrutando de la fiesta. También es un detalle tener estos productos preparados por si un invitado se mancha la ropa.
  4. La vajilla y la cubertería deben estar preparadas: Todo debe estar preparado antes de que lleguen los comensales. Si sacas la vajilla o cubertería para las ocasiones especiales deberás lavarla y prepararla para que luzcan su mejor aspecto.
  5. Manteles a punto: Si vas a usar mantelería blanca, es posible que al tenerla guardada durante largos períodos de tiempo se haya puesto amarillenta. Existen diferentes productos en el mercado que te ayudarán a recuperar su color natural.

Si no tienes tiempo para preparar todo lo necesario o te parece demasiado trabajo, siempre puedes contratar un servicio profesional de limpieza que te ayude a dejar tu hogar en perfectas condiciones para recibir a los invitados y preocuparte sólo en disfrutar de las fiestas.