No es tan descabellado pensar que las tareas de mantenimiento del hogar variarán del mismo modo en que lo hacen las estaciones del año. En función de las condiciones climáticas podemos determinar qué tareas de limpieza son más adecuadas para mantener nuestra vivienda de forma adecuada. Evidentemente, la mayoría de las tareas de limpieza básica deben realizarse de forma diaria o, al menos, una vez a la semana. Sin embargo, como una de las empresas de limpieza en Bilbao te contamos que revisar ciertas zonas, hacer reparaciones o limpiar algunas zonas muy concretas son tareas estacionales.

La primavera está a la vuelta de la esquina y, en algunos lugares, ya se deja notar su presencia. Desde Limpiezas Abando te contamos cuáles son las principales tareas de mantenimiento para esta nueva estación del año:

  • Revisar el estado del tejado, así como limpiar el canalón y cerciorarnos de que el invierno no ha hecho estragos en este paramento de la edificación. El tejado debe limpiarse para eliminar la maleza, la suciedad o eliminar aquellos objetos que pueden convertirse en un problema en el futuro.
  • Higienizar los conductos del aire acondicionado. Han estado mucho tiempo sin usarse, el calor se acerca y será necesario preparar nuestras instalaciones de climatización para poder disfrutar de la refrigeración de las estancias durante los meses más sofocantes. Higienizar estas tuberías resulta fundamental para evitar el riesgo de contagio por legionella.
  • Lavar las paredes de la construcción.
  • También es buen momento para limpiar las ventanas, las lluvias se reducirán y, por lo tanto, permanecerán durante más tiempo limpias. Además, con la llegada del sol la suciedad será más visible causando mala imagen.

En verano las zonas de exterior son las protagonistas, entre las tareas de mantenimiento más adecuadas podemos destacar:

  • Optimizar el funcionamiento de los aparatos de climatización.
  • Lavar el tejado y el revestimiento exterior.
  • Pintar, ya que con las altas temperaturas la pintura se secará antes.

En otoño vuelven las lluvias y los arboles comienzan a perder sus hojas, entre las tareas más recomendables para mantener nuestra vivienda destacamos las siguientes:

  • Es necesario limpiar los canalones para prepararnos de cara a las inclemencias climatológicas propias del invierno.
  • Limpiar de nuevo las ventanas, ya que no tendrá mucho sentido hacerlo durante el invierno cuando llueve con más frecuencia.
  • Limpiar los suelos de los garajes. Se trata de un trabajo que habrá que realizar una vez al año, para eliminar las manchas de aceite y otras sustancias que son difíciles de eliminar.