Las zonas de aparcamiento, ya sean públicas o privadas, deben limpiarse con frecuencia. Los vehículos motorizados generan suciedad sobre los pavimentos, creando manchas de aceite y otros productos mecánicos, sin contar las paredes de los garajes que con los humos pueden presentar una imagen dantesca. Este tipo de tarea es más compleja de lo que parece y requiere de herramientas específicas y pericia por parte de los técnicos, por lo que debe encargarse a una de las empresas de limpieza en Bilbao o en cualquier otra ciudad en la que te encuentres.

Optar por un servicio profesional es la única forma de obtener resultados de calidad. Este tipo de superficie es porosa y requiere de procedimientos de limpieza específicos. Además, las manchas de aceite, por ejemplo, son extremadamente complejas de eliminar. Otro factor relevante es el tamaño de estas zonas de aparcamiento que suelen ocupar gran cantidad de espacio. Además, las tareas de limpieza deben crear las menores molestias posibles a los usuarios que suelen aparcar en ellas.

Al igual que otro tipo de superficies, es necesario realizar los mantenimientos necesarios para que luzcan siempre en buen estado, aportando un valor añadido al inmueble o zona comercial al que pertenezcan. Desde Limpiezas Abando queremos destacar todas las tareas que conlleva el mantenimiento de los grandes aparcamientos y garajes:

  1. Barrido y fregado de los pavimentos en todas las zonas: accesos, pasillos y rampas.
  2. Eliminación del polvo y telas de araña que se acumulan en el techo y las columnas.
  3. Limpieza de tuberías y sistemas de canalización del agua en el aparcamiento.
  4. Comprobación del funcionamiento de las puertas de acceso (si las hubiera).
  5. Limpieza de focos y puntos de iluminación.
  6. Limpieza de papeleras.
  7. Limpieza de la señalética de la zona y recuperación del color original.

La limpieza e higiene de estas zonas es una cuestión importante, ya que garantiza a los usuarios que la usan las mejores condiciones posibles para estacionar su vehículo. Los trabajos específicos de estas superficies requieren del uso de maquinaria industrial, por lo que no se pueden ejecutar por cualquier persona. Herramientas como las hidrolimpiadoras, barredoras mecánicas y aspiradoras industriales permiten una mayor eficacia en las tareas que se ejecutarán en un tiempo inferior.

Estos servicios de mantenimiento realizarán un análisis y estudio de las instalaciones para saber qué acciones se van a ejecutar y cuáles son los puntos más vulnerables dentro del espacio del aparcamiento. Eligiendo las técnicas más adecuadas en cada caso, siguiendo todas las normativas vigentes y, sobre todo, siendo respetuosos con el medioambiente.