El olor es una de las cuestiones más importantes en lo que a higiene se refiere. Si decides realizar una limpieza profesional en Bilbao o en cualquier otro lugar, notarás la diferencia olfativa, pero existen otros métodos. Cualquier inmueble que huela bien parecerá más limpio y ordenado, pero una casa impoluta que no tenga un buen olor causará una mala impresión. La limpieza es una cuestión básica para estar cómodos en los lugares donde pasamos la mayor parte del tiempo. Es la clave para mejorar las condiciones de salubridad, pero también es la herramienta para hacer los espacios más confortables.

Vivir en una vivienda limpia y ordenada te permitirá sentirte más relajado y tranquilo. Cuando mires a tu alrededor, te gustará lo que ves. Todos queremos sentir paz y tranquilidad al llegar a casa, como un soplo de aire fresco. Para conseguir el objetivo, vamos a ver algunos pequeños trucos en función de las diferentes estancias de la casa.

Hall

Es el punto más importante porque es donde nos encontramos con la primera impresión. Es importante definir el olor de nuestro hogar, pero no es una tarea sencilla. El mejor modo de lograrlo es mediante el uso de ambientadores, pueden ser caseros o comprados. Seguro que alguna vez has entrado en alguna tienda del grupo Inditex y te ha sorprendido su olor, característico y contundente, ellos aplican aceites esenciales en los conductos de ventilación esparciendo el olor por todo el local. Un bote con un poco de bicarbonato y unas gotitas de aceite esencial pueden ser la solución.

Cocina

Lo importante de esta estancia es tener una buena campana extractora para que absorba todos los vapores de cocina y que la casa no huela a comida. Además de la calidad de este electrodoméstico, es importante extremar la limpieza de los filtros de la campada, por lo menos una vez al mes. Los productos de limpieza también suelen tener aroma y el mismo contribuirá al olor global de la casa.

Salón

Otro punto importante, donde pasamos gran cantidad de tiempo. En este caso la solución de la entrada es una gran alternativa. Puedes colocar dos o tres puntos de aromaterapia, en función del tamaño de la estancia. En cualquier caso, aquí puedes incluir velas aromáticas u otro tipo de ambientadores decorativos.

Desde Limpiezas Abando queremos destacar que la clave del buen olor es llevar una limpieza exhaustiva y, si queremos que nuestra casa tenga un olor determinado, podemos planificar las fuentes de olor y elegir aquellas fragancias que más se adapten a nuestra personalidad. El bicarbonato es un absorbente ideal para los malos olores, así que es muy recomendable. Y las empresas de limpieza profesional cuentan con herramientas efectivas para acabar con el mal olor persistente de las estancias o las tapicerías.