La microfibra es un elemento textil, realmente, adecuado para las labores de limpieza, sus características específicas hacen que sea superior al resto de elementos textiles. La microfibra se compone de fibras ultrafinas, que son la causa de que estos productos sean muy útiles en las tareas de limpieza, ya que atrapan mayor cantidad de suciedad y partículas de polvo en una sola pasada. Desde nuestra experiencia en la realización de limpiezas en Bilbao sabemos que esta herramienta permite conseguir unos óptimos resultados de limpieza e higiene en gran diversidad de acabados.

Las fibras de estos elementos textiles son el doble de finas que una fibra de seda y el triple de finas que el algodón. Generalmente, los productos de microfibras suelen contener un 80% de polyester y un 20% de poliamida. La clave del éxito de estas herramientas en las tareas de limpieza es la postura transversal que presentan las fibras, forma que permite atrapar la suciedad y las partículas con mayor facilidad. Otra cualidad fundamental de los textiles de microfibra es que presentan una gran capacidad de absorción, estos elementos pueden absorber hasta un 50%  más que el algodón. Curiosamente, el tacto de los elementos de microfibra es muy suave, lo que se debe al tamaño del diámetro de las fibras que lo componen.

Desde Limpiezas Abandosegún nuestra experiencia en la realización de limpiezas en Bilbao, te presentamos algunas de las ventajas del uso de elementos de microfibras:

  1. Permite un consumo inferior de los productos de limpieza.
  2. Cuenta con una gran capacidad de absorción.
  3. Permite mejorar los resultados de limpieza e higienización.
  4. Evita tener que repasar, ya que no dejan ni pelusas ni hilos.
  5. Estos elementos textiles pueden lavarse sin riesgo de que se deformen, no encogen, ni pierden sus propiedades. Además, de ser muy adecuadas para las tareas de limpieza, presentan una gran durabilidad en buenas condiciones.
  6. Son un elemento muy higiénico, ya que su composición aguanta temperaturas de hasta 95ºC, lo que permite su adecuada desinfección.
  7. Permite reducir el tiempo de las tareas de limpieza, ya que recogen más cantidad de suciedad en una sola pasada y no es necesario aclararlas con tanta frecuencia.