Restaurantes de estilo rústico y viviendas particulares apuestan por los muebles de madera por ese toque de elegancia y de calidez que aportan a cualquier estancia. Mesas para el comedor, sillas, mesas de café, armarios, gabinete… todos ellos sirven para dar a nuestro local u hogar ese aspecto clásico que nunca pasa de moda, con la ventaja de que siempre encontraremos en el mercado una gran variedad de opciones no muy costosas. Además, la madera es muy duradera, de hecho, no es extraño que todavía hoy se conserven en perfecto estado los muebles de nuestras abuelas, los cuales han pasado de generación en generación, y es que resultan muy fáciles de restaurar y de limpiar. Las empresas de limpieza en Bilbao, por ejemplo, cuentan con una serie de trucos para que los acabados conseguidos duren más en el tiempo. Coge lápiz y papel y toma nota de ellos.

Para conseguir, como decíamos al principio, un espacio más confortable, la madera es el material que gana presencia en las distintas estancias de la casa. La cocina es una de ellas. Sin embargo, este tipo de mobiliario tiende a ensuciarse de manera casi sistemática, no hay que olvidar que la sobre él manipulamos diariamente todo clase de alimentos, formándose una fina capa de grasa. Para garantizar una máxima higiene el uso de desengrasantes es lo más apropiado. Sin embargo, su abuso puede provocar grietas y acabar con el color.

También hay que tener cuidado con los muebles más antiguos, ya que son más sensibles a los productos químicos actuales. Las empresas de limpieza en Bilbao disponen de productos específicos para conseguir unos acabados inmejorables. Otra opción es batir varias claras de huevo hasta dejarlas líquidas y añadir un par de cucharadas de amoniaco. Una vez lograda la mezcla se extiende manualmente sobre la madera. ¿Ya lo has probado?

A todos nos gusta que nuestros muebles luzcan como el primer día, aunque con el paso del tiempo éstos van perdiendo su brillo original. El truco de las abuelas es aplicar una solución de media taza de aceite vegetal y otra de medio zumo de limón, esparciendo la mezcla con un paño humedecido. En Limpiezas Abando conocemos éste y otros trucos y tenemos un montón de consejos por ofrecer a nuestros clientes. No dudes en consultarnos.