Si hay un mes de cambios y comienzos es septiembre. Son muchos los que consideran que el año comienza realmente en este mes en el que nos encontramos, cuando nos despedimos del verano, abrazamos el otoño y volvemos al cole o al trabajo. Aunque todos sentimos cierto pesar al volver a la rutina tras las vacaciones, lo cierto es que podemos afrontarlo con optimismo. Sin duda, es el mejor momento para cambiar de hábitos y abandonar malas costumbres. En nuestra empresa de limpiezas en Bilbao sabemos bien que, a pesar de todo, este mes puede ser estresante y el mejor modo de combatir la ansiedad por volver a las tareas cotidianas es la organización.

Optimizar los tiempos de limpieza y trabajo doméstico es la mejor forma de sacar tiempo para disfrutar en familia o dedicarnos a ese hobby que nos apasiona. Este es un buen momento para reorganizarnos, quizá podamos comprar un mueble que nos ayude a mantener el orden o renovar la apariencia de nuestro hogar.

¿Cómo reorganizar las tareas domésticas?

  1. Haz una lista con todas las tareas que llevas a cabo de forma rutinaria y que suponen una necesidad para el mantenimiento de tu hogar. De este modo, puedes establecer prioridades y periodicidades. No tendremos que ejecutar todas las tareas a la vez, ni todas cuentan con la misma necesidad periódica. Establece un tiempo realista para cada una de ellas.
  1. Periodicidad semanal. Puedes establecer una tarea para cada día de la semana, así la higiene de tu hogar no será una maratón de trabajo. Deja siempre un día libre para disfrutar de tu familia o dedicarte tiempo a ti mismo.
  1. El orden diario es primordial. La higiene visual te permite estar más relajado en casa y a la hora de ejecutar las tareas de limpieza tardar mucho menos tiempo. Esto nos permite conseguir un aspecto armónico y acogedor. Es importante acostumbrarse a guardar cada cosa en su lugar.
  1. La comida es importante. Puedes dedicar un día a planificar el menú semanal. De este modo, se ahorra en la compra y se cuida la alimentación.
  1. En cuanto a la colada, aprovecha la capacidad de tu lavadora para un uso eficiente. A la hora de tender hazlo de forma adecuada para minimizar las tareas de planchado.

En Limpiezas Abando sabemos que tu tiempo es oro. Así que si las tareas domésticas te horrorizan y no encuentras tiempo para ti, siempre puedes contratar un servicio de limpieza que se encargue de todo mientras tú disfrutas.