Limpiar una vivienda recién construida o que acaba de ser reformada no es una tarea sencilla. Hay que tener en cuenta que la construcción o la reforma es un trabajo complejo que, inevitablemente, genera polvo y suciedad. Todos los rincones se verán afectados y no resulta fácil de limpiar. Cuando renovamos nuestro hogar queremos disfrutar de él cuanto antes sin trabajos tediosos de por medio, por ello siempre puedes contratar nuestro servicio de limpiezas fin de obra en Bilbao y disfrutar de su nuevo hogar listo para habitar.

Asumir estas tareas por ti mismo puede suponer varios días, mientras que los servicios profesionales lo harán de forma mucho más rápida y eficiente. Esto es posible ya que cuentan con maquinaria industrial y están acostumbrados a este tipo de trabajos. El polvo no sólo se deposita en los suelos y superficies, sino que se adhiere a las paredes y a los cristales. Como ya hemos comentado, esta tarea no resultará sencilla. Para no volvernos locos, será importante tener presentes algunas cuestiones.

Orden de limpieza

Puede que no nos demos mucha cuenta, pero el orden de limpieza es fundamental. Si limpiamos en primer lugar los suelos es más que probable que tengamos que volver a hacerlo tras limpiar las paredes, los cristales o las superficies de los muebles. Este polvo puede moverse y terminar depositándose de nuevo sobre el suelo.

Organización

Puede ser una persona o varias las que se encarguen de estas tareas. Pero, sea como sea, habrá que organizarse de forma adecuada. Seguir un orden de tareas será la forma más eficiente de optimizar el trabajo y conseguir los mejores resultados.

Tipos de limpieza

Existen muchas técnicas de limpieza diferentes, elegir la más adecuada en cada caso será una cuestión fundamental para alcanzar las condiciones de limpieza e higiene que se persiguen. Limpiezas húmedas, en seco o con diferentes procesos que solamente las empresas profesionales podrán ofrecerte.

Productos adecuados

Evidentemente, no será lo mismo limpiar la grasa de una cocina que pegotes de cemento de una obra. Por ello, es importante saber qué tipos de productos serán los más adecuados para utilizar en cada caso. Conocer y disponer de estos productos permitirá recortar los plazos de limpieza y minimizar esfuerzos.

Las obras generan desperdicios y basura, pero sobre todo generan un polvo muy fino, difícil de eliminar. En Limpiezas Abando estamos especializados en este tipo de tareas y contamos con todo lo necesario para que sólo tengas que preocuparte de volver a disfrutar de tu hogar.