La limpieza de una vivienda es una tarea tediosa, pero absolutamente necesaria. Si bien es cierto que el ritmo de vida actual no nos deja demasiado tiempo para la higiene del hogar. En estos casos una solución puede ser contratar un servicio de limpiezas en Bilbao. Sin duda, es el mejor modo de despreocuparse de las limpiezas en profundidad y la higienización de aquellos espacios donde se acumulan los microorganismos más fácilmente. En cualquier caso, este tipo de servicios no siempre es viable para la economía familiar, teniendo que realizarlos uno mismo. Conviene tener en cuenta que existen algunos elementos que presentan una mayor complejidad en cuanto a su limpieza y no siempre lucen de forma ideal, es el caso de la grifería.

Generalmente, los materiales que componen los grifos de la vivienda son difíciles de limpiar. Además, el agua que emana de los mismos suele presentar un alto nivel de cal, que deja restos de suciedad en los grifos y mamparas. Además, la limpieza adecuada de estos elementos nos permitirá que los mismos se encuentren en buenas condiciones durante más tiempo. Es decir, las labores de limpieza contribuyen, además, al mantenimiento de la grifería en el mejor estado posible. El principal problema que presentan estos elementos es que el contacto diario con la cal del agua puede deteriorarlos, del mismo modo que el empleo de productos de limpieza abrasivos.

Desde Limpiezas Abando queremos presentarte una serie de pautas para la limpieza de grifos y duchas. Es recomendable utilizar productos de limpieza adecuados, que no sean demasiado fuertes y que sean específicos para este tipo de superficies. En el caso de utilizar herramientas como estropajos o paños deben ser suaves para evitar rayar la grifería. Además, es recomendable no aplicar los productos de limpieza directamente sobre los grifos, lo adecuado es verter el producto sobre una bayeta. Las sustancias de limpieza deberán aclararse con abundante agua, para evitar que aparezcan manchas en los materiales que componen los grifos. También será necesario secarlos, de este modo eliminamos la presencia de cal que ocasiona desperfectos y suciedad sobre los mismos. Los servicios de limpieza en Bilbao cuentan con los medios técnicos necesarios para minimizar el impacto de la cal sobre los grifos, consiguiendo una higienización óptima en baños y cocinas.