De entre todos los electrodomésticos que empleamos en la vida cotidiana, la aspiradora es uno de los que existen desde hace más tiempo en una forma similar a la que conocemos: todo un ejemplo de buen diseño funcional para una tarea esencial que se reproduce tanto en los aparatos más sencillos como en los destinados a limpieza industrial. La aspiradora diseñada por Walter Griffiths en 1905, la primera orientada al mercado doméstico, ya contaba con los elementos reconocibles: una unidad central, un tubo flexible e incluso accesorios intercambiables. Quizás por ese éxito tan temprano en la era de la electrificación, la aspiradora fue la base de distintas invenciones que llegaron a convertirla, aunque fuese brevemente, en un verdadero sistema multifunción. Te invitamos a conocer esta curiosa historia de la mano de Limpiezas Abando. […]