La higiene de manos es una de las medidas de prevención más importantes a tener en cuenta a la hora de evitar nuevos contagios por COVID-19. Las recomendaciones indican que debemos lavarnos las manos de forma regular, y el gel hidroalcohólico ha cobrado especial protagonismo como una buena alternativa al lavado tradicional con agua y jabón. Como empresa de limpiezas en Bilbao, queremos hacer hincapié en el uso adecuado de este producto para una higiene de manos efectiva.

¿Qué es el gel hidroalcohólico y cómo se utiliza?

Se trata de un gel desinfectante a base de alcohol, que ayuda a mantener las manos limpias y desinfectadas en cualquier momento, sin necesidad de utilizar agua y jabón. Para utilizarlo correctamente, es necesario frotar las manos mínimo entre 20 y 30 segundos hasta su completa absorción, y asegurarse de hacerlo por toda la superficie de las mismas. Con el fin de hacerlo de forma adecuada, se recomienda seguir los siguientes pasos:

  • Depositar en una dosis de gel hidroalcohólico en la palma de una mano. Las manos deben estar visiblemente limpias y secas.
  • Frotar las palmas de las manos entre sí.
  • Frotar la palma de una mano sobre el dorso de la otra, entrelazando los dedos, y luego intercambiar las manos y repetir el proceso.
  • Volver a frotar las palmas entre sí, esta vez entrelazando los dedos.
  • Frotar el dorso de los dedos de una mano, con la palma de la otra mano, agarrando los dedos.
  • Limpiar los pulgares, con un movimiento de rotación, rodeando el dedo con la palma de la otra mano, y viceversa.

Hay que tener en cuenta, que si las manos están visiblemente sucias, lo mejor es hacer un lavado siguiendo los mismos pasos, pero con agua y jabón. Si las manos están limpias, pueden desinfectarse cómodamente con el gel hidroalcohólico.

En Limpiezas Abando, como empresa de limpiezas en Bilbao, vendemos gel hidroalcohólico en formato de 250 ml., 500 ml., 1 l. y 5 l. El uso de este producto es realmente cómodo, puesto que puede utilizarse en cualquier momento y lugar rápidamente, sin necesidad de tener a mano un grifo para lavar las manos con agua y jabón, lo que hace que sea más sencillo cumplir con la medida de higiene de manos, tan importante para prevenir contagios.