Las piscinas se encuentran en plena ebullición, el calor aprieta y la mejor forma de refrescarse es darse un chapuzón. Además de la zona de baño, estos espacios suelen contar con una zona de césped donde poder tumbarse a secar y a tomar el sol. Las piscinas comunitarias suelen contar con césped artificial, ya que su mantenimiento resulta mucho más sencillo y también más económico. Como una de las empresas de limpieza en Bilbao, sabemos que además de limpiar el agua de la piscina también habrá que higienizar las zonas ajardinadas para respetar unas condiciones mínimas de salubridad.

Aunque sea césped sintético será necesaria una limpieza exhaustiva para eliminar manchas y suciedad. Sin embargo, no es habitual limpiar el césped, por ello es posible que no sepamos muy bien por dónde empezar.

Protocolo de limpieza de césped artificial

Retirar los residuos

Podemos encontrar muchos residuos en el césped, desde hojas de los árboles, papeles u objetos perdidos. La mejor forma de recogerlos es arrastrar un rastrillo húmedo por la superficie que nos permitirá llevarnos todos los objetos que se encuentren en la zona de jardín. Al estar mojado, los restos se pegan a la superficie de la herramienta y resulta mucho más sencillo.

Regar

Esta es la mejor técnica para acabar con el polvo que se acumula sobre este tipo de superficies. Además, es importante eliminar los restos de comida que puedan quedar entre las briznas de hierba, ya que estos son un reclamo para los insectos, que ya resultan especialmente molestos en esta época del año. Después de regar, es aconsejable cepillar el césped para conseguir los mejores resultados posibles.

Limpieza

Por último, pero no menos importante, habrá que eliminar los restos orgánicos y las manchas y suciedad que puedan generar en el césped. En estos casos, es importante actuar lo antes posible. Puede derramarse un helado, por ejemplo, y habrá que limpiarlo a fondo. La mejor forma de hacerlo será con agua y jabón neutro, frotando sobre la zona afectada.

En Limpiezas Abando queremos destacar que mantener el césped artificial limpio y desinfectado es más sencillo de lo que parece. Sin embargo, en estos casos la mejor opción será contratar un servicio profesional que se encargue de todo y que lo mantenga siempre listo y a disposición de los bañistas.