Cuando detectamos los primeros indicios de lo que puede ser una plaga, hay que llamar cuanto antes a una empresa de limpiezas en Bilbao para poner en marcha un plan de actuación efectivo. 

Sabemos que a veces no es tan fácil detectar una posible plaga y determinar si se trata de algo peligroso o si son simplemente unos pocos insectos en focos aislados. Detectar una plaga es muy sencillo. En primer lugar, vas a ver más de un animal por la casa y lo verás siempre en lugares similares, como por ejemplo la cocina. Si es una plaga de insectos como las cucarachas, vamos a ver huevos e incluso restos de piel que han mudado. En cambio, si la plaga es de ratas vamos a ver excrementos, sobre todo por las esquinas. Además es más probable que aparezcan en lugares con basura, con restos de alimentos y desorden. Las ratas van a lugares muy sucios y desordenados, y las cucharadas van si te has dejado la basura sin sacar.

Por todo lo anterior, para evitar plagas debes de limpiar la casa, recoger la basura y evitar que haya restos de comida. Coloca la comida en la nevera o armarios cerrados, donde no puedan acceder y limpia incluso los rincones más recónditos. En estos casos, es mejor que un profesional te ayude a mantener limpio el jardín y así, prevenir su aparición. Eso sí, muchas veces las plagas aparecen igualmente aunque la casa esté limpia. Muchas veces, la presencia de humedad o la existencia de un jardín, puede provocar la aparición de insectos como las polillas, ácaros o pulgones.

Cuando la plaga es detectada, no es suficiente con usar un poco de insecticida. Se necesita que una empresa de limpiezas Bilbao se ocupe. Si tratamos de eliminarla nosotros mismos, siempre volverá a aparecer. En cambio, los profesionales acabarán con ella de raíz,

En Limpiezas Abando, nos ocupamos del control de plagas, acabando con los insectos y con las ratas. Además, ayudamos a prevenir su aparición una vez más. Llámanos y solicita un presupuesto sin compromiso.