Las tareas de desinfección han tomado un gran protagonismo durante los últimos meses debido a su eficacia a la hora de ayudar a evitar contagios por COVID-19. Existen diferentes tipos de desinfección y, como empresa de limpiezas en Bilbao, hoy queremos centrarnos en la desinfección de choque, una opción quizás desconocida para muchas personas. ¿En qué consiste exactamente y para qué se utiliza?

Desinfección de choque

La desinfección de choque es la primera que se realiza antes de abrir un espacio o local. Pueden utilizarse para ello diferentes técnicas, como la nebulización o el ozono, entre otras, con el objetivo de desinfectar tanto las superficies como el ambiente, dejando la zona libre de microorganismos nocivos. El uso de los productos desinfectantes adecuados es fundamental para una correcta acción contra el coronavirus.

Recomendamos este tipo de desinfección para ambientes y superficies en empresas u organizaciones en los que tenga lugar una afluencia constante de personas, así como en aquellas áreas en las que hay constancia de que ha habido personas con COVID-19. Esto es así porque hay que tener en cuenta, que los bioaerosoles que generan estas personas infectadas contienen también el virus que tanto nos preocupa actualmente.

No debemos confundir la desinfección de choque con la desinfección de continuidad, para la que es necesario realizar tareas de desinfección frecuentes mediante métodos eficientes y efectivos. En este caso la limpieza diaria de una oficina para una buena higiene libre de virus, y poniendo mucho foco en las zonas de contacto.

En cualquier caso, en Limpiezas Abando lo que queremos es dar la importancia que se merece a las tareas de limpieza y desinfección, sobre todo de mano de profesionales, para mantener a raya el virus y proteger los espacios de futuros contagios, utilizando para ello los métodos más efectivos, teniendo en cuenta el uso de productos de calidad y personas profesionales para llevarlas a cabo.