Las tareas de desinfección son muy importantes para evitar la propagación de bacterias y virus como el COVID-19. La desinfección por nebulización y por pulverización son dos de las técnicas más efectivas para cumplir con esta tarea tan importante en la actualidad. Como empresa de limpiezas en Bilbao, somos conscientes de que existen muchas dudas en torno a las diferencias entre ambos métodos. Por eso, a continuación, damos todas las claves para entender su funcionamiento.

Desinfección por nebulización

La técnica de desinfección por nebulización se utiliza para desinfectar todo tipo de superficies y ambientes. Mediante un aparato nebulizador, se extiende en el espacio el producto desinfectante formando unas microgotas en el aire que componen una especie de niebla. Esto permite llegar a todos los rincones de forma efectiva.

Este servicio está indicado para cualquier tipo de espacio, independientemente de la actividad que se desarrolle en él.

Desinfección por pulverización

En cuanto a la desinfección por pulverización, nos permite desinfectar todo tipo de superficies y llegar a zonas de difícil acceso en cortos periodos de tiempo logrando excelentes resultados. Se trata de una técnica indicada para realizar una completa sanitización de espacios en los que existe una mayor circulación de personas, como es el caso del transporte público, parques, gimnasios, comedores, naves industriales, oficinas, etc.

Para ambas técnicas es necesario utilizar un buen producto desinfectante de amplio espectro, que cumpla una función viricida, bactericida, fungicida y esporicida, y que haya sido autorizado por el Ministerio de Sanidad. Además, es fundamental contar con profesionales para lograr una buena higienización y evitar la propagación de virus, bacterias y otros tipos de microorganismos nocivos que pueden afectar a la salud de las personas.

En Limpiezas Abando contamos con los recursos necesarios, humanos y materiales, para aplicar los métodos de desinfección más adecuados en cada espacio en función de las necesidades concretas. Hacemos refuerzos de limpieza con productos desinfectantes, y realizamos desinfecciones mediante nebulización, pulverización o generadores de ozono.