Si has vivido una reforma, sabrás que existen muchos motivos por los que contratar un servicio de limpiezas fin de obra en Bilbao o en cualquier otro lugar. Estos trabajos generan gran cantidad de polvo y escombros, pero no tienen nada que ver con la suciedad convencional. La manipulación de materiales pétreos como el yeso, el cemento o la escayola genera un polvo muy fino que alcanza todos los rincones del inmueble, incluidos los más recónditos. Aunque no estemos hablando de una reforma integral, habrá que afanarse mucho en las tareas de limpieza tras una obra.

Una reforma puede ser muy estresante, generalmente se prolongan en el tiempo y ocasionan molestias de diversa consideración. Por este motivo, cuando pasamos por este trámite deseamos disfrutar de los espacios renovados lo antes posible. La suciedad que se genera con cualquier tipo de obra puede ser muy difícil de eliminar, será una tarea tediosa y muy ardua. En este sentido, contratar un servicio profesional de limpieza te permitirá disfrutar de tu nueva vivienda o local comercial, sin tener que preocuparte por nada.

¿Cuál es el equipamiento necesario para estas tareas de limpieza?

El primer paso será eliminar todo el polvo, que se habrá depositado sobre el mobiliario, el suelo e, incluso, sobre las paredes y los cristales. Contar con la equipación necesaria es una buena manera de conseguir los mejores resultados en el menor tiempo posible. Muchas veces, será necesario mover el mobiliario para realizar la limpieza. Esta acción permite conseguir una higiene más profunda y, por supuesto, la empresa de limpieza se encargará de todos estos aspectos.

Las obras de reforma pueden generar muchas manchas difíciles de eliminar, como restos de yeso, cemento o pintura. En este caso, la clave será emplear maquinaria industrial y productos específicos. Sin embargo, estos pueden resultar tóxicos, ya que para eliminar estos restos será preciso utilizar soluciones químicas. Por otro lado, los productos específicos también pueden ayudarnos a mejorar el estado de los pavimentos o superficies que limpiamos.

En Limpiezas Abando sabemos que uno de los mayores beneficios de contratar este tipo de servicios es que los tiempos de ejecución serán más breves. Al contar con herramientas y productos profesionales consiguen dejar las estancias rehabilitadas en perfecto estado en mucho menos tiempo. Procesos más eficientes y una casa o local completamente reformado y limpio, sin preocupaciones.