La higiene y la limpieza en las empresas resultan esenciales para preservar unas condiciones mínimas de salubridad, evitando el contagio de enfermedades entre empleados y reduciendo el ausentismo laboral. En otras palabras, podemos decir que estos dos factores mejoran el rendimiento de los trabajadores y la imagen de marca de la compañía. Como una de las empresas de desinfección en Bilbao sabemos bien que las instalaciones son la primera carta de presentación para clientes y proveedores.

Esto mismo es extensible para todo tipo de negocios y establecimientos comerciales. Aunque la limpieza en general es fundamental para tener una buena imagen, hay varios puntos clave que deben ser desinfectados concienzudamente: las manillas de las puertas, las llaves de las luces y los teléfonos. En definitiva, todos aquellos elementos que son tocados por los empleados y que suponen focos de bacterias y gérmenes y favorecen la transmisión de enfermedades.

Estos puntos vulnerables deberán higienizarse cada cierto tiempo en profundidad. Pero, además, podemos realizar otras acciones: es importante fomentar entre los empleados y clientes la higiene de las manos. Para ello, será importante contar con productos de higiene personal de calidad y distribuirlos por las diferentes estancias del establecimiento. Los geles desinfectantes con base de alcohol son una gran herramienta para fomentar la higiene de las manos.

Por nuestra parte, las empresas de limpieza, prestamos atención a estos elementos limpiándolos a menudo con productos bactericidas y desinfectantes. Aunque, es importante tener en cuenta cuáles son los materiales de los que se componen, ya que en función de los mismos puede ser más adecuado utilizar un determinado producto en lugar de otro. Este es el método más eficaz para conseguir eliminar los gérmenes y bacterias que anidan en estas superficies y que podrían afectar a todas las personas que las tocan.

Otra cuestión relevante es no olvidar que la limpieza y la higiene de estos elementos es vital para evitar contagios y es una de las tareas más importantes de la limpieza de locales, oficinas y establecimientos comerciales. En Limpiezas Abando consideramos que mantener el negocio ordenado, limpio y libre de gérmenes es la mejor forma de contribuir al bienestar de empleados, clientes y proveedores.