El tiempo pasa, y el mármol permanece. Lo ha hecho desde hace siglos. Pero no siempre brilla como el primer día. Para ello necesita cuidados. Y eso es lo que mejor sabemos darle en nuestra empresa de limpiezas de Bilbao, donde te aseguramos un pulido perfecto y duradero.

Pero… ¿Por qué el mármol necesita ser pulido? ¿Por qué el cuidado de un suelo de mármol requiere más trabajo que el de otros materiales? La respuesta está en su naturaleza, pues hablamos de una piedra de cal, que para convertirse este hermoso material, digno de las mejores construcciones del mundo, desde palacios hasta rascacielos, fue modificada por la presión y la temperatura.

Cómo limpiar cada tipo de mármol

Tenemos dos tipos básicamente: natural y cultivado. El primero es el que venía utilizándose desde la Antigua Grecia (amante incondicional de este material), eso sí, especialmente costoso. Y la segunda es la opción económica, que no surgió hasta mediados del siglo XX, y que tiene algunas diferencias con el natural.

Ambos sufren un mal común, su porosidad, que los hace especialmente sensibles a las manchas, y que provoca la pérdida de brillo con el paso del tiempo. Un desgaste que puede acelerarse si los materiales que se utilizan para su limpieza no son los adecuados.

¿Y no es, acaso el brillo la quintaesencia del mármol, aquello que lo hace único? La respuesta, para la mayoría de nosotros suele ser afirmativa, por lo que el pulido de un suelo de mármol es fundamental para su buen mantenimiento.

Eso sí, el primer paso será realizar una limpieza profunda con agua y jabón y que incluya siempre gamuza, escoba o aspiradora, pues es imprescindible eliminar cualquier resto de polvo antes de empezar la fase de abrillantamiento o pulido.

La cera es, además, uno de los elementos más utilizados para el pulido de suelos de mármol, aunque los especialistas en limpieza utilizamos técnicas mucho más avanzadas y productos especiales, que dejan un acabado impecable. Por eso, en Limpiezas Abando te recomendamos que si has invertido en mármol lo mantengas a punto con una limpieza y pulido profesional, asegurándote que la belleza de este material nunca pasará desapercibida a quien lo pise.