En lugares en los que hay una terraza o jardín con plantas, es posible instalar un sistema de riego adecuado, ahorrando así en el consumo de agua. Como especialistas en la instalación de sistemas de riego y en limpiezas en Bilbao, si estás pensando en esta opción para los riegos de tu terreno, deberás tener en cuenta una serie de factores importantes, además de dejar la tarea en manos de profesionales expertos en este tipo de trabajos.

Tipos de sistemas de riego

Uno de los primeros pasos, será elegir qué tipo de sistema de riego es el que mejor se adecua a las necesidades de tu jardín o terreno. Existen varias opciones:

  • Sistema de riego por goteo: es la mejor opción si tienes macetas. Se trata de instalar un tubo de plástico que cuenta con una pieza en la que, aproximadamente cada 40 centímetros, hay unos orificios por los que sale el agua, gota a gota. En este sistema no se dan pérdidas debido a la evaporación, y ayuda a disminuir la expansión de las malas hierbas. Destaca por exigir poca presión, y por una instalación sencilla.
  • Sistema de riego por aspersión: muy habitual en jardines con grandes zonas verdes. Aquí el agua se distribuye como si fuera una especie de lluvia. En función de la superficie, pueden utilizarse aspersores giratorios o difusores fijos.
  • Sistema de riego por exudación: recomendado para las hileras continuas. Es similar a la técnica de riego por goteo, pero aquí la manguera cuenta con una gran infinidad de poros. En este caso, cuando la manguera se llena con el agua, empieza a sudar. Una técnica que ofrece un mayor ahorro en el consumo de agua.

Otros factores a tener en cuenta

Además del tipo de sistema de riego, también es necesario recordar que, la elección de los aspersores y difusores, por ejemplo, tienen distintos recorridos, caudales y alcances, por lo que elegir el más adecuado en cada caso es fundamental. Por otra parte, existe la opción de instalar un sistema de riego automatizado, lo que implica la incorporación de sensores de lluvia y humedad, para evitar así regar cuando no es necesario.

En función de las características y necesidades del terreno, se recomendará uno u otro sistema. Desde Limpiezas Abando recomendamos acudir a profesionales especializados para obtener los mejores resultados en la instalación de un sistema de riego.