Con la llegada del invierno todo cambia, incluido nuestro hogar. Ya no necesitamos el ventilador, pero la manta y la alfombra vuelven a adueñarse del salón. Por eso es bueno realizar una limpieza a fondo, y preparar la casa para los meses más fríos del año. Puedes realizarla por tu cuenta, o contar con nuestra empresa de limpiezas en Bilbao, ahorrando tiempo y energía.

Una limpieza que podemos dividir en tres grandes fases

RECOGIDA Y ALMACENAJE DE OBJETOS. – Lo primero que tenemos que hacer es almacenar todos los objetos que no vamos a utilizar durante estos meses. Es la fase de recogida, y en ella incluimos el cambio de armario, tan engorroso como necesario en estas fechas.

Los expertos recomiendan colocar la ropa de verano en un lugar fresco y seco, y mantenerla en compartimentos cerrados, evitando que el polvo y los ácaros se adueñen de ella durante meses.

Pero también la retirada de tumbonas de la terraza o jardín, el almacenado de elementos de playa o piscina, sombreros, cremas solares, autobronceadores, etc.

LIMPIEZA EN PROFUNDIDAD DE ARMARIOS, ESTANTERÍAS Y RINCONES. – Después de la recogida y antes de empezar a desempolvar el edredón, la manta y las alfombras, es bueno realizar una limpieza en profundidad de los espacios. Entre ellos debemos incluir siempre el armario, las estanterías del baño y del resto de habitaciones, y también la retirada de polvo debajo de sofás y otros muebles.

Y si tienes terraza o jardín, ¡a limpiar y a preparar también estos espacios para el invierno!

No te olvides tampoco de lavar las cortinas, sobremesilla y otros elementos de tela que suelen pasar desapercibidos en la limpieza diaria.

Esto es importante precisamente en estas fechas porque sabemos que durante los meses de invierno la ventilación del hogar será menor.

COLOCACIÓN DE LOS OBJETOS DE INVIERNO. – Nuevos o viejos, debemos sacar de nuevo las mantas, los edredones, o incluso esos cálidos cojines con pelo que guardamos con la llegada del calor. Eso sí, nunca lo hagas sin darles primero un pase por la lavadora, o una limpieza a mano, pues evitaremos esparcir más ácaros de los necesarios por todos los rincones de la casa.

Y es que en Limpiezas Abando te insistimos en el polvo y la falta de ventilación, multiplican la aparición de estos insectos durante esta época.

Así, entre plumazos, aspiradoras y paños húmedos haremos que nuestro hogar se convierta en un verdadero remanso de paz frente al frío invernal.