En nuestra experiencia como empresa especializada en los servicios de mantenimiento integral de todo tipo de instalaciones, así como la limpieza criogénica, podemos afirmar que cada vez más personas contactan con nosotros porque nos avala una dilatada trayectoria profesional en este sector. Contamos con los mejores medios técnicos para llevar a cabo todo tipo de trabajos en edificios, locales comerciales y oficinas. En cualquiera de estos lugares, es primordial la higiene y la limpieza de todos los espacios, incluso aquellos que son menos transitados o frecuentados. Por ejemplo, muchas viviendas disponen de trastero, lugar ideal para el almacenamiento de objetos que ya no necesitamos en el día a día o que hemos dejado de utilizar. Pero, ¿cada cuánto lo limpias? En esta ocasión nos gustaría hablarte de la importancia de limpiar este espacio y cómo hacerlo.

Limpia para prevenir plagas

Uno de los motivos por el que la limpieza en un trastero siempre debe estar presente, es para evitar la aparición de plagas. Por ejemplo, antes de la llegada del verano es conveniente que limpies esta estancia para prevenir la proliferación de insectos como las cucarachas. Ten en cuenta que, a pesar de alimentarse a base de desechos o de polvo, son capaces de subsistir con migajas. Lo mismo sucede con los roedores, cuyo peligro no solo está en los posibles destrozos que puedan ocasionar, sino en lo rápida e incontrolable que es su reproducción.

¿Por dónde empezar?

Como expertos en los servicios de limpieza en domicilios, te recordamos que antes de limpiar, es imprescindible tenerlo todo organizado. Ésta es sin duda la base para poder realizar posteriormente una limpieza a fondo de este espacio. Una vez que hayas almacenado todo de manera ordenada, debes centrar la limpieza en suelos y techos.

Por otro lado, la ventilación es otra de las cosas más importantes a la hora de mantener limpio el trastero. En caso de que el tuyo no disponga de un buen sistema, te recomendamos que realices una obra para la instalación de una cámara de aireado o para la aplicación de un mortero antihumedad. Procura que todas las cajas estén bien cerradas, y como mínimo pasa el aspirador dos veces al año.

Desde Limpiezas Abanado nos gustaría señalar que la clave para el mantenimiento de un trastero, está en la organización del almacenaje. Una vez todo esté guardado en cajas o armarios, ya podrás centrarte en la limpieza del polvo del suelo, la pared y el techo.