En el sector hotelero, las limpiezas generales de las habitaciones y del resto de las estancias es una cuestión esencial de cara a  cosechar una buena reputación. Date cuenta de que los huéspedes tienen en su mano infinidad de plataformas donde dejar sus opiniones sobre tu establecimiento. Por eso hay que confiar su limpieza a una empresa profesional como la nuestra.

Uno de los aspectos a los que la clientela presta más atención es el de la limpieza de las habitaciones. La primera impresión que se lleve el huésped será clave. Si esta es mala, será complicado cambiarla y lo más seguro es que, o bien pida la hoja de reclamaciones, o bien escriba una crítica negativa en una de estas webs que citamos. En Abando Limpiezas te insistimos en que atender a la limpieza de un hotel no implica tan solo la higiene y desinfección de las instalaciones. Es algo que va mucho más allá. No en vano, una habitación con una limpieza deficiente transmite valores tan negativos como el descuido y el abandono.

Un hotel u hostal que pretenda mantener su categoría o mejorarla, tiene que poner todo de su parte para reforzar su compromiso de calidad en todos los ámbitos. Es evidente que hay clientes más exigentes que otros, pero no hay que olvidar que todos los detalles cuentan. Una pequeña mancha, una pizca de polvo o un insecto en la moqueta pueden ser razones más que suficientes para que el cliente más exigente presente una queja formal. Por descontado, el aroma es un tema clave y la habitación ha de estar perfumada y no solo limpia.

Por supuesto, es esencial atender a todas las normas sanitarias que contempla la legislación vigente en materia de seguridad e higiene en el campo de la hostelería y el sector hotelero. Aparte de las habitaciones, los demás rincones comunes como el comedor, las terrazas, las salas de estar o el hall tienen que destacar por su higiene y desinfección. Usando los productos adecuados en cada tipo de suelo y superficie.