El tiempo es un bien escaso en la sociedad en la que vivimos. Por ello, las tareas domésticas y la limpieza del hogar pueden quedar relegadas a un segunda plano. Hacemos las tareas básicas, pero con frecuencia pensamos que nuestra vivienda necesita una higiene más profunda. Los cambios de estación son un buen momento para hacerlo. Abrir las ventanas para ventilar, poner un poco de orden en los armarios y limpiar aquellas zonas olvidadas que no requieren tanta frecuencia. En nuestra empresa de limpiezas en Bilbao sabemos que este es, sin duda, un gran momento para preparar nuestro hogar y disfrutar de la primavera en un entorno limpio y ordenado.

Ventilación natural

Podemos empezar por renovar el aire. Es cierto que debemos ventilar todos los días, pero ahora es momento de abrir todo bien y hacerlo durante más rato para renovar de forma adecuada el aire interior. Mientras tanto, puedes comenzar a planificar la limpieza. La mejor opción para no acabar haciendo lo mismo de siempre, será comenzar por las zonas que no se limpian con tanta frecuencia y no te olvides de las partes altas de los armarios. Aquí se acumula gran cantidad de suciedad, al limpiarlas el polvo caerá y podremos recogerlo desde abajo.

Olvida el desorden

Una casa ordenada siempre parece más limpia y acogedora que otra que no lo está. El orden es mucho más importante de lo que parece. Esta tarea debe repetirse con el paso de los meses y siempre es un buen momento para deshacernos de aquellas cosas que ya no utilizamos o de aquellas a las que no les encontramos utilidad.

Productos naturales, siempre mejor

Los productos de limpieza pueden utilizar químicos y ser nocivos para la salud de las personas que limpian. Apostar por compuestos naturales y ecológicos es la mejor forma de no poner nuestra salud en peligro y ser más respetuosos con el medio ambiente.

No te olvides de paredes y techos

Estamos de acuerdo en que no acumulan tanto polvo y suciedad como los pavimentos, pero también habrá que limpiarlos cada cierto tiempo. La mejor forma de hacerlo será con una mopa de mango largo y un paño limpio, podrás pasarlo por toda la superficie de la pared y el techo y cambiarlo cuando esté sucio. Algunas paredes están cubiertas con pintura lavable y, en estos casos, podrás aplicar agua y jabón neutro.

En Limpiezas Abando sabemos que acometer esta limpieza puede ser una tarea muy dura, por ello habitualmente lo posponemos. Pero, también podemos contratar una empresa profesional de limpieza que te permita olvidarte de todo y dedicarte simplemente a disfrutar de tu hogar.