Las caídas y resbalones son dos de las causas más frecuentes de los accidentes laborales. Algunas superficies de pavimentos resultan deslizantes y lo mismo ocurre con algunos tipos de suelas en determinado calzados. Tomar todas las medidas posibles para evitar este problema será responsabilidad del empresario y, además, es una cuestión que se encuentra regulada por Ley. En nuestra empresa de limpiezas en Bilbao sabemos que los productos profesionales de limpieza pueden contribuir a acabar con el problema.

Como ya hemos comentado, existen muchos motivos para que un trabajador resbale. Pero, muchas veces, se debe a que se han fregado los suelos y no se ha señalizado debidamente. La señalización alerta de la existencia de un peligro, pero no evita que la superficie sea deslizante.

Sin embargo, existen productos específicos de limpieza que cumplen con una función antideslizante y evitan los peligrosos resbalones. Estos productos son recomendables en el caso de sectores concretos donde el riesgo de caídas es mayor. Además, se pueden utilizar sobre cualquier tipo de superficie, ya sea mármol, hormigón, gres, granito o cualquier otro material.

El uso de este tipo de productos profesionales resulta muy sencillo. Las superficies se higienizarán de manera habitual y, posteriormente, se aplicarán los productos específicos antideslizantes. Sin embargo, esta última aplicación deberá frotarse con un cepillo con cuidado para no estropear la superficie del pavimento. Después, habrá que dejarlo actuar unos minutos sin que llegue a secarse. Por último, habrá que aclarar con agua el producto aplicado.

Tras su aplicación se aprecia que la superficie se vuelve menos resbaladiza. Sea como sea, habrá que utilizar el producto especial cada cierto tiempo para mantener sus efectos en el tiempo. Sin embargo, en las aplicaciones posteriores, se recomienda que el producto esté diluido en agua. El efecto del producto es notable y reduce el riesgo de caídas y resbalones por parte de los empleados.

En Limpiezas Abando sabemos que en materia de prevención toda ayuda es poca. Los accidentes laborales son uno de los principales motivos de ausentismo por parte de los empleados. Además, los empresarios deben extremar las precauciones y reducir todos los riesgos que pueden desencadenar un siniestro.