Dicen que la primavera la sangre altera, no sabemos cuánto hay de cierto en esta afirmación, pero lo que sí está claro es que en esta época del año proliferan las plagas. La culpa de todo la tienen las lluvias: los roedores, por ejemplo, buscan refugio para escapar de la humedad y encontrar su vivienda habitual donde poder reproducirse. Además, cuando las lluvias son muy cuantiosas pueden acabar por inundar las alcantarillas y los sótanos que son algunos de los lugares donde suelen habitar estos pequeños animales. Nuestra empresa de limpiezas en Bilbao también realiza tratamientos de control de plagas en Bilbao y Vizcaya para que nada ponga en riesgo la tranquilidad de tu hogar.

No cabe duda de que en las épocas del año más lluviosas es más frecuente encontrar una plaga de ratones en viviendas y establecimientos comerciales. Motivo por el cual no estará de más extremar las precauciones. Además de los roedores, algunos insectos como las cucarachas también pueden colonizar nuestro espacio personal. Cualquier plaga puede convertirse en un verdadero problema ya que, en la mayoría de los casos, suponen un riesgo para la salubridad humana.

Desde Limpiezas Abando queremos destacar que además los ratones pueden portar otros parásitos que pueden constituir otra plaga en sí misma, como es el caso de las pulgas. Son muchas las enfermedades que los ratones pueden transmitir al ser humano a través de una mordedura o contaminando nuestros alimentos con su orina o excrementos. Por si fuese poco, estos animales necesitan afilar sus dientes para que no crezcan de forma desproporcionada, por lo que suelen roer los cables y otros materiales, lo que supone cierto riesgo de incendios y otros daños materiales.

Como empresa de control de plagas queremos destacar que estos roedores son animales sociales, así que detrás de un ejemplar puede esconderse toda una comunidad de ratones conviviendo con nosotros bajo un mismo techo. Lo que debemos saber para detectar su presencia es que siempre suelen emplear el mismo camino para llegar a sus puntos de interés y que a su paso irán dejando pequeños excrementos. Si detectas su presencia ten en cuenta que es necesario un plan profesional para atajar el problema.