La expansión del coronavirus está obligando a los espacios donde se recibe gran afluencia de público, como hoteles, centros de trabajo o colegios, a fijar nuevas medidas de prevención para evitar contagios. Nosotros, como una de las empresas de desinfección de Bilbao, queremos ver de qué se trata. 

La primera medida es la planificación, es decir, no improvisar. Por ejemplo, es clave tener un buen stock de ciertos productos que se vayan a usar en estas tareas. No podemos correr el riesgo de quedarnos desabastecidos si se da el caso de que los proveedores no nos pueden facilitar determinado producto por un pico de demanda.

En espacios como los hoteles es clave hacer un control diario de la salud de los trabajadores. Ante la más mínima sospecha de infección, hay que derivar a la persona en cuestión a los servicios médicos. Es esencial controlar que se cumple el periodo de cuarentena prescrito para los empleados con posibilidades de infección.

Hay que procurar a los empleados encargados de la limpieza la formación adecuada acerca de cómo realizar las tareas diarias de forma segura. En Limpiezas Abando insistimos en la necesidad de saber con certeza cómo usar los equipos de protección individual e higiene de modo seguro. 

Hay que señalizar las zonas de riesgo y colocar, cuando sea necesario, carteles con consejos preventivos. En el caso de los hoteles y los edificios de oficinas, hay puntos especialmente sensibles como por ejemplo el mostrador de recepción o el comedor. No en vano, el primero es el lugar donde las personas se apoyan nada más llegar. Por eso, es necesario aumentar la frecuencia de limpieza y desinfección en esta zona. También colocar dispensadores de gel desinfectante de manos. Hay que prestar especial atención a los elementos más complicados de limpiar como por ejemplo la botonera de los ascensores, los mandos a distancia o los teclados. Por otro lado hay que aumentar la limpieza de los filtros de ventilación

En el caso de los hoteles, puede ser también necesario modificar los procesos de interacción donde haya contacto directo entre empleados y clientes (aparcacoches, room-service, recepción, conserjería…).