Una de las razones por las que es una buena idea contar con los servicios de una empresa de limpiezas en Bilbao en el mantenimiento de tu hogar es que a nuestra eficacia se suma nuestra exhaustividad. ¿Quién no se ha encontrado alguna vez con un rincón o una esquina de la casa que había ido quedando descuidada en su rutina de limpieza hasta llegar a un estado alarmante? Hoy te contamos algunos de esos recovecos que son proclives a ser olvidados pero merece la pena no perder de vista.

Zócalos y marcos: todo aquello que suponga un pequeño relieve respecto a la vertical de la pared es un imán para el polvo que puede pasar desapercibido demasiado tiempo. Los zócalos de la pared son uno de los sospechosos más habituales y se extienden por toda la casa, pero también puede suceder con los marcos de los cuadros, e incluso en los de puertas y ventanas. No se escapan los cabeceros de cama. Y a todos ellos se suma todo un clásico como son los libros y otros objetos apilados en estanterías.

Lámparas y apliques: están ahí arriba, cumpliendo su función, y no les damos más importancia. Hasta que toca cambiar una bombilla o investigar una avería y nos toca respirar polvo y suciedad acumuladas, que además pueden caer sobre todo lo que tanto trabajo te ha costado limpiar.

Cubos y armarios de basura: por muy cuidadoso que seas con las bolsas, es inevitable que un volumen mayor o menor de residuos vaya llegando al fondo del cubo y al entorno que lo rodea. No mantener unos hábitos frecuentes de limpieza en este punto crítico puede resultar en una de las mayores fuentes de malos olores y atracción de plagas en el hogar.

Microondas: los electrodomésticos dan para un artículo aparte por sí solos, puesto que hay quien parece pensar que son inmunes a la suciedad, pero un caso especialmente reseñable es el de los microondas. Utiliza cobertores adecuados para tus platos y, aun así, pásale un buen paño con la mayor frecuencia posible para evitar insalubres salpicaduras en el interior del aparato.

Está en tu mano evitar este tipo de despistes, pero si quieres asegurarte de poner la limpieza de cualquier espacio en buenas manos y así respirar más tranquilo, nada mejor que contar con profesionales como los que conforman Limpiezas Abando.