Las empresas de limpieza en Bilbao sabemos de primera mano que la higiene en instalaciones de la envergadura de un centro comercial requiere procedimientos concretos y productos específicos que nos permitan garantizar unas condiciones mínimas de limpieza e higiene. Antes de determinar todas las tareas de limpieza que han de desarrollarse en grandes superficies deberemos tener en cuenta que será preciso delimitar las diferentes zonas y los principales usos de las mismas.

Cómo diferenciamos las zonas de limpieza en un centro comercial

Lo primero que vemos al llegar a estos espacios serán viales debidamente señalizados y grandes zonas de aparcamiento. Puede parecer que estas áreas no requieren de tareas de limpieza, pero nada más lejos de la realidad. Van a causar la primera impresión de los consumidores, así que hay que prestar atención a vaciar las papeleras, limpiar con sopladoras que nos permitan eliminar hojas y otra suciedad, incluso alguna vez habrá que optar por la limpieza mecanizada de las plazas de aparcamiento. Si, además, el centro comercial cuenta con zona ajardinada será preciso encargarse de la vegetación.

En el exterior también habrá que prestar atención a las fachadas, los cristales o las escaleras mecánicas. Todos estos elementos deberán higienizarse con diferente periodicidad. Fregar las escaleras y los pasamanos, no olvidarnos de los cristales y eliminar grafittis en el caso de que los hubiera, ya que estos pueden dar mala imagen.

En la zona de entrada, pasillos y escaleras interiores habrá que realizar el mismo mantenimiento. Pero además, habrá que cuidar la higiene de los escaparates de los comercios, así como limpiar y reemplazar los consumibles de iluminación. Con menos frecuencia, pero igual de importante, será higienizar los elementos decorativos. En muchos casos, pueden ser necesarias plataformas de elevación para llegar a zonas menos accesibles. Finalmente, habrá que utilizar una máquina específica para el pulido y abrillantado de pavimentos.

Los aseos son otra zona importante, debido al elevado tránsito de personas por estas inmediaciones habrá que realizar varios turnos de limpieza en los baños, los suficientes para mantener unas condiciones óptimas de higiene.

En Limpiezas Abando sabemos que hay más aspectos a tener en cuenta, aunque los resultados de estos no vayan a ser visibles por los usuarios. Por ejemplo, la limpieza de los almacenes o el control de plagas para evitar que roedores o insectos colonicen estas grandes superficies.