El aluminio es un material cuyo uso se ha extendido considerablemente debido a sus cualidades y propiedades: es duradero, práctico, ligero y liviano, por eso está presente en numerosas estructuras y elementos de cualquier hogar. Como especialistas en la limpieza y el mantenimiento de persianas metálicas en Bilbao, nos gustaría señalar que el aluminio es uno de los materiales más utilizados en cerramientos. Las ventanas de aluminio son una de las opciones más atractivas para cualquier casa. Aunque su mantenimiento es sencillo, nunca está de más saber cómo limpiarlo correctamente para no estropear su acabado. A continuación te damos algunos tips muy útiles para que tengas en cuenta a la hora de limpiar ventanas de aluminio.

  1. Elimina el polvo: El primer paso antes de aplicar cualquier otro producto, es limpiar el polvo. Si te resulta más cómodo, utiliza el aspirador. Además de terminar más rápido, te aseguras un acabado más perfecto.
  1. Utensilios y herramientas: Para la limpieza común de perfiles de aluminio, usa una esponja o bayeta de microfibras que no dejen pelusa y respeten los acabados. Bajo ningún concepto utilices cepillos ásperos que puedan dañar su superficie.
  1. Productos suaves: Si deseas eliminar manchas resistentes, lo mejor es que emplees una solución de alcohol sanitario, vinagre blanco. No utilices productos abrasivos de limpieza, ya que estos pueden dañar el acabado de aluminio de los marcos. También es buena opción aplicar una bayeta humedecida en bórax.
  1. Aclara con agua: Apliques la solución que apliques, no olvides que a la hora de aclarar una superficie de aluminio, solo debes utilizar agua. Como especialistas en los servicios de limpieza y mantenimiento integral, te recordamos que puedes ayudarte de una esponja o una bayeta humedecidas.
  1. Importancia del secado: Por último seca con un trapo que no deje pelusa. Los de microfibra son recomendables porque absorben bien la humedad y no dejan rastros.
  1. Abre las ventanas para ventilar: La ventilación es una parte muy importante para el mantenimiento de perfiles de aluminio, así previenes los fenómenos de condensación y la aparición de moho.

Desde Limpiezas Abando recomendamos que se repasen siempre bien todas las caras de los marcos de aluminio, incluidas las internas. Para que las ventanas luzcan siempre un aspecto impoluto, lo más recomendable es llevar a cabo estas tareas cada quince días. Te aseguramos que apenas te llevarán tiempo y gracias a ellas disfrutarás de unas ventanas como nuevas.