Llevar a cabo una labor de higiene de manera regular y exhaustiva es la base fundamental para poder disfrutar en casa de una atmósfera agradable, además de saludable. No obstante, para muchas personas es necesario algo más para sentir que el ambiente que respiran en su hogar es el ideal. Si quieres que en tu casa no solo corra el aire fresco y limpio, sino que además se perciba un aroma satisfactorio, aquí van algunas ideas de parte de una empresa de limpiezas en Bilbao con amplia presencia en servicios domésticos.

Decoración aromática: algo casi imprescindible en un hogar que quiera ser acogedor es tener alguna planta que le dé un poco de vida. Puedes elegir especies sutilmente fragantes que decoren tu salón y al mismo tiempo aporten un fondo aromático. Otra posibilidad está en los centros de mesa. Invertir un poquito en poner unas flores frescas de vez en cuando puede ser un auténtico placer. Y para los más creativos, un pequeño proyecto: hacerte tu propio popurrí casero mezclando flores, virutas y especias.

Las velas, de otra manera: ¿prefieres un aroma menos silvestre? Las velas gustan a mucha gente, pero solemos encenderlas solo de forma ocasional porque es una lata tener la llama consumiéndose, prevenir cualquier posible accidente, lidiar con el humo y que la mecha se estropee antes de tiempo. Para dar solución a esto hay un producto de origen estadounidense que comienza a hacerse hueco por aquí, los llamados candle warmers o calentadores de velas. Se trata de un aparato eléctrico que te permite disfrutar del aroma de una vela derritiéndose lentamente sin necesidad de prender la mecha.

Desodorización casera: un obstáculo frecuente cuando se trata de conseguir un aroma perfecto en casa son los olores absorbidos por distintos elementos de la vivienda que nunca acaban de salir. Los textiles son sospechosos habituales. A falta de llevar a cabo un tratamiento desodorizante como opción definitiva, siempre puedes echar mano de métodos caseros. Un ejemplo clásico es aplicar bicarbonato a las alfombras y moquetas. Déjalo actuar durante unas horas y después aspíralo.

Para todo lo demás, para esas responsabilidades de limpieza semanal que a veces se hacen tan cuesta arriba, siempre tienes la posibilidad de recurrir a la labor profesional de Limpiezas Abando, donde te facilitamos como nunca ver cubierto este apartado a la perfección.