La llegada del calor estival es un buen momento para realizar una limpieza en profundidad de nuestra casa o establecimiento comercial. Nos referimos a la higienización de los elementos y mobiliario que no se limpian con frecuencia, como las persianas o los muebles de la cocina por dentro. Las empresas de limpieza en Bilbao recomiendan hacer estos trabajos un par de veces al año, llegando a superficies que no se limpian con frecuencia. Como ya hemos visto en anteriores entradas, existen diferentes tareas y la periodicidad de las mismas varía en función de la importancia, resulta evidente que el polvo debe limpiarse más a menudo que los marcos exteriores de las ventanas.

Para evitar el agobio propio de no saber por dónde empezar, te recomendamos que organices minuciosamente la limpieza de verano, la mejor manera de hacerlo es elaborando una lista con todos los trabajos que queremos llevar a cabo. Antes de ponerte manos a la obra, deberías revisar si cuentas con todas las herramientas y productos necesarios para ejecutar todas las tareas de limpieza que hayas decido realizar. Además de la limpieza propiamente dicha, este es el momento ideal para realizar otras labores, por ejemplo, utilizar productos específicos para mejorar la apariencia de las superficies de madera.

Desde Limpiezas Abando queremos ofrecerte algunos consejos para realizar la limpieza general en tu vivienda, recordándote que, en la medida de lo posible, conviene repetir este proceso un par de veces al año.

  1. Siempre es aconsejable limpiar primero los elementos que se encuentren más altos, de forma contraria las partículas de polvo y suciedad podrían depositarse sobre las superficies que ya hemos limpiado previamente.

  2. No siempre es posible, pero conviene vaciar la estancia lo máximo posible para limpiar más cómodamente y llegar a superficies que, generalmente, olvidamos.

  3. También es importante tener en cuenta elementos que se ensucian menos, como las paredes o los zócalos. Es fácil que nos saltemos la limpieza de estas zonas, pero será vital para conseguir un grado de higienización adecuado.

  4. Cuando toca ordenar el armario debemos prestar atención a la posibilidad de limpiarlo por dentro, puesto que no tenemos muchas ocasiones más para hacerlo, este es un buen momento.

  5. La cocina o los baños son zonas donde la higiene cobra especial importancia, en el primer caso podemos utilizar algún producto para eliminar la grasa. Mientras que en el segundo, es necesario desinfectar bien todas las superficies y tener en cuenta que la humedad es el caldo de cultivo ideal para microorganismos como el moho.

  6. Las persianas también acumulan gran cantidad de polvo y suciedad, para limpiarlas en profundidad deberemos quitar la tapa del cajón e ir desenrollándola para limpiar lámina a lámina.